¿Será este delfín robótico el futuro de las exhibiciones en acuarios?

Para muchas personas, nadar entre delfines es un sueño difícil de cumplir. Por eso, algunos parques acuáticos ofertan este servicio a sus visitantes. Sin embargo, cada vez son más los individuos concienciados que, por razones éticas, contienen la ilusión y se niegan a realizar actividades que afiancen el negocio de los acuarios y los cetáceos en cautividad. Cabe destacar que hace años que ya no se capturan animales de la naturaleza para hacer negocios con ellos en zoológicos y acuarios. Por lo tanto, los que se encuentran en ellos han nacido directamente en cautividad. También es cierto que muchos centros de este tipo hacen un trabajo excelente de cara a la conservación de los animales.

Pero no suele ser el caso de algunos parques acuáticos. Por eso, la tendencia en algunos lugares ya es ir eliminando este tipo de actividades o, ¿por qué no?, modernizarlas. Es precisamente lo que han hecho recientemente en un acuario de China, al acudir a una empresa especialista en efectos de cine para pedirle un delfín robótico.

 
 
 

La compañía está detrás de cintas tan entrañables como Flipper o *Liberad a Willy, en la que la famosa orca Keiko fue sustituida por máquinas en las últimas grabaciones. De momento, el falso delfín que han elaborado para el centro acuático chino no es más que una “marioneta” que debe ser controlada por seres humanos cerca del lugar de la exhibición. Sin embargo, no descartan añadir inteligencia artificial en un futuro, para que también goce de cierta “independencia”.

Exhibiciones con un delfín robótico

El uso de delfines en espectáculos no solo va dirigido a la diversión. También se realizan con fines educativos.

 
 
 

Por eso, un acuario chino no quiso prescindir de ellos después de que el comercio con animales se interrumpiera en el país asiático a causa de la pandemia de coronavirus.

Este fue el motivo que les llevó a contactar con la compañía estadounidense Edge Innovations con el fin de que les fabricaran un delfín robótico.
El “animal” tiene un parecido asombroso con un delfín de nariz de botella juvenil, puede permanecer 10 horas sin cargar sus baterías y es capaz de “sobrevivir” hasta 10 años en agua salada.

 

Las primeras pruebas con el prototipo han sido todo un éxito y las personas que asistieron al espectáculo quedaron encantadas.

 

 
 

Otros animales acuáticos robóticos

Ambas empresas esperan que este sea solo el inicio de un largo proyecto, gracias al que también se podrían crear robots de otros animales acuáticos, como orcas o tiburones blancos.

Las dos especies han mostrado tener dificultades para mantenerse en cautiverio; por lo que sería interesante poder mostrar un prototipo muy realista de las mismas a los visitantes, sin poner en peligro a ninguna de las partes.
De momento, habrá que esperar para llegar hasta ahí; aunque, visto el realismo con el que han fabricado el delfín robótico, seguro que los resultados son excelentes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *