Una burbuja intacta por más de un año: así lo lograron estos científicos

¿Cuántos en su infancia no han querido que una burbuja dure más de unos segundos? Nos atreveríamos a decir que muchos lo han intentado. Ahora, este grupo de científicos ha logrado lo que parecía imposible al hacer que una burbuja mantuviera su forma durante un tiempo récord de 465 días.

Lo lograron al utilizar glicerol, y aunque no sea brillante y lisa como las que hacíamos durante nuestra infancia, esta burbuja ayudará a la ciencia a tomar en cuenta esta sustancia para desarrollar nuevos materiales resistentes, como espumas y películas. Así lo definieron en su investigación:

Demostramos que cubrir una capa de agua con burbujas con micropartículas inhibe el drenaje inducido por la gravedad y que agregar más glicerol conduce a un estado estable, en el que la evaporación del agua se ve contrarrestada por la higroscopicidad del glicerol, que absorbe las moléculas de agua contenidas en el aire ambiental.

Esto da como resultado burbujas que pueden mantener su integridad en una atmósfera estándar durante más de un año, sin una evolución significativa de su radio”.

¿Qué hace que una burbuja explote?

La burbuja hecha de glicerol logró durar más de 101 días.
La burbuja hecha de glicerol logró durar más de 101 días

En general, las famosas pompas de jabón suelen desvanecerse por tres razones principales. La primera es la gravedad, la cual puede drenar el material de la membrana de burbujas. Luego podría ser la evaporación, pues disminuye la cantidad de líquido presente. Por último, la presencia de diminutos núcleos en el aire puede desestabilizar toda la estructura de la burbuja.

En vista de esto, el equipo de investigación decidió utilizar las llamadas “canicas de gas”, burbujas de gas cuyas capas están hechas de partículas líquidas y parcialmente humectantes, rodeadas de gas ambiental. Estas partículas permiten que las canicas mantengan la integridad estructural incluso cuando se tocan.

 

Así, el equipo decidió hacer una canica de gas que pudiera durar mucho tiempo, utilizando diferentes tipos de sustancias. Las burbujas hechas de jabón fueron las que duraron menos tiempo, no más de un minuto. A las canicas de gas a base de agua les fue mejor, sobreviviendo entre 6 y 60 minutos.

Sin embargo, las canicas de gas hechas de glicerol y agua lograron sobrevivir más de 101 días. La más larga es la protagonista de este artículo, pues logró mantener su forma durante 465 días.

Esto debido a que el glicerol es un material higroscópico. Esto quiere decir que absorbe rápida y fácilmente la humedad del entorno que lo rodea, por lo que repone la membrana de burbujas que se va drenando a causa de la gravedad.

Así, con este descubrimiento podría iniciar la elaboración de una clase nueva de objetos a partir de esta mezcla de materiales con propiedades físicas y químicas que aún estamos por descubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *